Como motivar a vuestros hijos ha asistir a clases de artes marciales

Consejos para usar cuando los niños no quieren asistir a clases artes marciales
Los niños por lo general les cuesta auto-motivarse. Cuando tu hijo/a no esta en esa faceta mental de motivación, cualquier actividad por más divertida que sea puede convertirse en toda una  lucha. A continuación te dejamos   algunas estrategias para ayudarte a trabajar alrededor de la falta de motivación al intentar conseguir que su hijo asista a clases.

Esté atento a lo que su hijo está haciendo en el momento en que se supone que debe prepararse para ir a clase. Si él / ella está jugando o divirtiéndose con un amigo, entonces esté listo para librar  una batalla sin cuartel. Dicho esto, haga que su hijo realice una actividad que no sea tan divertida de 10 a 15 minutos antes de prepararse para ir a  clase.
Si usted está estresado, esto proyectará el mismo tipo de  emociones en su niño. Dicho esto, asegúrese de proyectar energía positiva y optimista mientras prepara a su hijo para la clase.
Esté atento a cómo responde al desempeño general de su hijo después de la clase. Si usted está expresando demasiado énfasis en lo que él / ella ha hecho  mal , entonces esos sentimientos negativos se proyectarán hacia ellos. Dicho esto, asegúrese de limitar las críticas y centrarse más en  conversaciones productivas y constructivas después de la clase.
Sea intencional con sus metas al comunicarse con los instructores de su hijo. El objetivo es fomentar la motivación. Comente a los instructores sobre sus luchas de modo que puedan ser conscientes y de esta forma puedan  motivar a su hijo antes, durante, y después de la clase. Se necesita ayuda solicitela , no tenga miedo de pedir ayuda!
Promueva la motivación al recompensar a su hijo. Recuerde que los cerebros de los niños siguen creciendo, y la mayor parte de su desarrollo proviene de estimulación positiva y de las experiencias vividas. Dicho esto, busque recomensar de forma equitativa la mejora de su hijo.Establezca un pacto de colaboración y recomensa mutua.

Por ejemplo: si asiste a las 3 siguientes clases con el comportamiento adecuado que este con lleva,luego al salir de clase la recompesna es tomar  un helado de camino a casa.

Estos consejos no son una ciencia cierta, pero a menudo se pasan por alto. Como padres, muchas veces caemos en la rutina diaria, así que a veces olvidamos que situaciones como esta requieren una crianza consciente e intencional. Espero que este artículo arroje alguna luz positiva sobre cómo ayudar a su hijo a prepararse para la clase.

¡Buena suerte mamas y papas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

99€/ ¡apúntate!

Pantalón – Camiseta – Seguro Anual – Cinturón

UN MES COMPLETO DE ENTRENO